Maleta rota: cómo repararla temporalmente

Puede suceder cuando menos lo esperamos, en el aeropuerto podemos ir a la cinta y que esté la maleta rota, pero por eso no tiene que fastidiarnos el viaje. Con un poco de imaginación, podemos viajar y volver a casa.

Hay varias maneras de abordar los problemas comunes, así que vamos a intentar ayudar a reparar la maleta rota hasta llegar a destino o a casa con estos pequeños consejos.

Mango telescópico maleta.

Si el mango telescópico se ha encasquillado y no sube ni baja, aplicar una pequeña cantidad de lubricante para engrasar las barras. Si no hay disponible lubricante, con un poco de jabón puede ayudar. Hay que abrir la maleta y con un pequeño destornillador aflojar los tornillos que están fijados al panel de la carcasa donde se ve el tirador.

Le han dado un golpe y el mango está ligeramente doblado, podemos intentar ponerlo de nuevo en posición correcta.

En el caso de que la maleta tenga un asa rota, poner una correa de fijación para asegurar la maleta o cinta adhesiva, esto nos permitirá viajar hasta que podamos solucionar el problema.

Maleta rota en el viaje

Las ruedas de la maleta.

Si las ruedas no ruedan suavemente, es posible que algo se haya atascado en ellas. Limpiarlas con un paño húmedo y buscar cualquier cosa que haya podido atascarse entre la rueda y la carcasa de la maleta.

Cuando se mueven mucho o se balanceen las ruedas es posible que los tornillos se hayan aflojado, apretarlos con un destornillador en el caso de no tener pedirlo en recepción o donde nos encontremos.

En el caso de que perdamos una rueda no podremos repararla. Es importante comprarla donde nos den un buen servicio de postventa y con gran garantía.

Maleta rasgada.

Una rasgadura en la tela de la maleta puede exponer todos nuestros artículos. Quedará horrible, pero una cinta adhesiva fuerte puede ser una buena solución temporal. 

Cremallera maleta.

Si la cremallera no se abre o no se cierra, puede deberse a que los dientes no se deslicen correctamente, en este caso pasaremos una pastilla de jabón a lo largo de la cremallera, o con unos alicates intentar enderezar algún diente que esté doblado.

No todo se puede arreglar con estos simples consejos. Por eso es importante comprar una maleta de calidad en una empresa que respalde todos sus productos con una gran garantía.

 Arsamar es una empresa de maletas, bolsos y complementos de grandes marcas donde dispone recambios de todos sus productos durante muchos años. Con taller de reparación profesional y buen servicio de atención al cliente.

¿Alguna vez se te ha roto una maleta durante tu viaje? ¿Cómo la arreglaste para volver a casa? ¿Tienes algún truquito…? Dejanos tu comentario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *